Los puentes grúa semi-pórtico, (EHPK) son máquinas muy versátiles y económicas, están soportadas en un extremo sobre una viga carrilera convencional, mientras que el otro extremo se apoya directamente sobre el piso.

Dependiendo de la carga del sistema y de las condiciones del suelo, puede requerir o no un riel de rodadura sobre el nivel cero. El sistema de movilización puede estar sobre la viga carrilera, sobre el suelo o ambos, según el diseño que corresponda.

Una variante de este tipo de grúa, son los pórticos, los cuales ruedan a ambos extremos de la grúa sobre rieles anclados al suelo. Esta clase de grúas requiere asegurar las condiciones de resistencia mecánica del suelo que las soporta, o la construcción de una obra civil en el piso, adecuada a las necesidades.

Aplicaciones principales:

1. Cuando las facilidades físicas no han sido diseñadas para soportar cargas sobre sus columnas, o las condiciones del clima requieren naves abiertas, un pórtico es la solución, ya que las cargas se trasmiten directamente al suelo y no sobre la estructura de la edificación.

2. Un semi-pórtico es muy útil para servir líneas de trabajo de forma rápida y segura, funcionando bajo otro puente grúa existente.

Regresar a Puentes Grúa

La Clave del Pórtico

  • Capacidad hasta 10t y 15m.
  • Construcción compacta.
  • Fácil instalación y puesta en marcha.
  • En EHPK, ausencia de riel de rodadura en algunas aplicaciones.
  • Cargas estáticas menores para la estructura de la edificación