En ocasiones la estructura de las facilidades físicas y el proceso mismo requerirán una solución especial, en este caso un puente grúa suspendido podrá ser la alternativa más apropiada.

Usar una grúa suspendida será el resultado de un análisis detallado de las condiciones arquitectónicas del sitio.

Una de las principales ventajas es que aprovechan al máximo el ancho de las naves, ya que se aproximan a los extremos de las vigas sin mayores problemas y ofrecen la posibilidad de tener voladizos en sus extremos. La viga puente puede ser fabricada en perfil laminado comercial, (DLVM, uniones soldadas), (EDL, uniones pernadas), ó en tipo cajón, (EDK), que también son resistentes a la torsión, en caso de utilizar un polipasto tipo S. Una grúa suspendida puede utilizar un polipasto tipo E, U y S.

Aplicaciones principales:

1. Necesidad de izaje de cargas en niveles intermedios de una edificación, como por ejemplo un sótano o una planta intermedia, ó como el piso segundo cuando hay más niveles superiores.

2. Edificaciones fabricadas con estructura metálica que facilitan el uso de las grúas suspendidas y las aproximaciones a los extremos de las naves es un requisito clave del proceso a realizar.

Regresar a Puentes Grúa

La Clave del Suspendido

  • Capacidad hasta 8t.
  • Luces hasta 25m.
  • Viga Carrilera superior anclada a la estructura del edificio.
  • Ideal para naves de poca altura y arquitectura compleja.
  • Aprovechamiento máximo de la nave.